jueves, 4 de diciembre de 2008

Flor muy roja



CIBELES ANTE LA OFRENDA ANUAL
DE TULIPANES

Desprendida su funda, el capullo,
tulipán sonrosado, apretado turbante,
enfureció mi sangre con brusca primavera.
Inoculado el sensual delirio,
lubrica mi saliva tu pedúnculo;
el tersísimo tallo que mi mano entroniza.
Alta flor tuya erguida en los oscuros parques;
oh, lacérame tú, vulnerada, derríbame
con la boca repleta de tu húmeda seda.
Como anillo se cierran en tu redor mis pechos,
los junto, te me incrustas, mis labios se entreabren
y una gota aparece en tu cúspide malva.

Ana Rosetti, 1980

2 comentarios:

tali dijo...

me gusta tu blog, lo encontré por casualidad... un saludo.

Alejandro dijo...

por casualidad uno se entera de lo mejor y de lo peor... jejeje... gracias, bienvenida