jueves, 5 de marzo de 2009

Días lluviosos, grises, calándote el alma
Escuchar el balar de las ovejas del rebaño
Joderse y aguantarse, tú balas también
A veces desafinas y no es consuelo
Rabia callada no es rabia, es derrota asumida
Ser oveja negra no te aleja del rebaño
El día pasa pero no pasa nada

Llorar no te hace más humano
Lloraba también Hitler escuchando a Wagner
Este rebaño es cómodo, aunque desafine
Valiente es el salmón que muere en el empeño
Algunas veces dan ganas de morir en el empeño
Roncando no se sueña

2 comentarios:

Penélope dijo...

Q ue chevere has dejado el blog
U sando de fondo un blanco...
E s algo bueno cambiar

C uando nos lo pide el viento
H uele siempre mal si algo
E stá cerrado mucho tiempo.
V er salir el sol es siempre
E l fin de toda tormenta
R ecordando milagros
E ncontrando maneras.


PD: jejeje...me contagiaste!!!!

Alejandro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.